Blog

Auditoría de redes: ¿cómo se realiza y por qué?

Ana Ramos Lorenzo

Las redes de comunicaciones de una infraestructura industrial son el riego constante de información y órdenes que hacen funcionarla cadena de producción. Una red de comunicaciones que no se encuentra en un estado adecuado, con errores o que no se ha diseñado para el objetivo y en la dimensión adecuada provocará parones en la producción, brechas de seguridad o generará una operación que no es óptima.

Para prevenir estos riesgos, se realizan auditorías de redes de comunicaciones. Son exploraciones y análisis que comprueban el funcionamiento correcto e identifican los puntos de mejoras o errores existentes en la infraestructura y recomiendan acciones para subsanarlas.

La auditoría se centra en dos vías: las auditorías de redes, enfocadas en las comunicaciones; y las que ponen el foco en la ciberseguridad, centrada en las posibles brechas y peligros en la infraestructura. En este artículo vamos a ahondar en las primeras, y dejaremos las segundas para uno próximo.

 

Las auditorías de redes se realizan para optimizar y mejorar la competitividad de la producción, ante una ampliación de la infraestructura OT y, más comúnmente, cuando se experimentan errores, cortes o fallos en las instalaciones.

 

Gracias a ellas, las operaciones industriales logran:

  • Optimizar las comunicaciones.
  • Aumentar la eficiencia técnica de la producción.
  • Resolver fallos repetitivos (parones, cortes, pérdidas de datos…).
  • Reducir costes en mantenimiento y averías.

¿Cómo se realiza una auditoría de redes de comunicación?

Una auditoría se realiza analizando dos vertientes: la que se conoce como física, que trata de armarios, cableados, conexiones, etc.; y la lógica, que analiza la propia comunicación.

En la física, se revisan:

  • Revisión de estado de los armarios.
  • Estado de dispositivos.
  • Cableados adecuados.
  • Estado de conectores.
  • Etiquetado de elementos.
  • Puesta a tierra.

 

En la lógica se trata en puntos generales:

  • Inspección general de la red: idoneidad, estado y posibles fallos de configuración.
  • Información de los dispositivos conectados a la red: topología, red, máscara de red, Gateway, versiones hardware y software, etc.).
  • Análisis del tráfico: tiempos medios de ciclo de envío.
  • Certificación de cables.

 

Todo ello se revisa con la ayuda de herramientas que, conectadas a la red de comunicación, con todas las medidas de seguridad pertinentes, son capaces de medir todos estos parámetros que el equipo de auditoría posteriormente evalúa. Así mismo, la revisión física la realiza profesional experto en las instalaciones.

 

¿Por qué realizar una auditoría de redes?

Uno de los aspectos más detectados en las auditorías de redes que se realizan en las infraestructuras industriales es la pérdida de paquetes de datos o fallos en las comunicaciones. Analizar correctamente el estado de la infraestructura, nos llevará a garantizar que nuestra operación se realiza de forma óptima, sin parones, sin tareas de mantenimiento que pueden evitarse y sin perjudicar de forma previsible la producción. Porque esto se traduce en baja eficiencia, mayores costos y pérdidas, que hacen ser menos competitivos.

Así mismo, comprobamos que el diseño y configuración de la red es el óptimo para el tipo de operación y tamaño de la producción.

En muchos casos, esta auditoría puede ser muy útil antes de certificaciones o acreditaciones que quieran validarse.

 

¿Cuáles son los fallos más comunes que se detectan en estas auditorías?

Tras realizar un gran volumen de auditorías de redes de infraestructuras industriales, existes algunas incidencias o errores que aparecen más habitualmente. Uno de ellos, de gran importancia, es la pérdida de paquetes de datos en la comunicación. Otros, tienen que ver con los errores en la configuración de equipos, el uso de cables no adecuados para la función con la que cumplen o las insuficientes puestas a tierras.

 

Tipos de redes de comunicación

Las auditorías se realizan tanto en redes Profibus como Profinet, valiéndose de distintas herramientas de análisis y medición, y vigilando los aspectos concretos de cada una de ellas. Por ejemplo, midiendo en el paso de Profibus las señales de onda o vigilando la curvatura del cableado.

 

Siguientes pasos tras la auditoría

Tras la realizar una auditoría, se cuenta con una hoja de ruta para poner la infraestructura a punto. Primero, implantando las correcciones marcadas sobre los déficits detectados, que son los más proclives a generar errores o parones, o que de hecho ya los generan. En una segunda fase, implantar acciones o mejoras para optimizar y tener un rendimiento mayor en la operación.

 

 

 

Auditoría de red
¿Te ha gustado?
Compártelo en redes sociales

Suscríbete a

nuestra newsletter

Mantente al día de todas las novedades Mytra: proyectos, eventos, noticias…